La relación bilateral en estos tiempos


relacion_bilateral_estos_tiempos

La relación entre los gobiernos de México y Estados Unidos, durante muchos años, ha representado un desafío. No siempre ha sido cordial y constructiva; tampoco ha sido de invariables desencuentros. Ambas naciones comparten mucho más que una extensa frontera. El TLC representó un logro mayor y es un punto de quiebre para la integración económica, social y cultural, con el agregado de que incorpora a Canadá. Es mucho más lo positivo que ha habido desde entonces, a pesar de la perniciosa presencia de la violencia asociada al tráfico ilegal de drogas, personas y armas.

El arribo del presidente Donald Trump planteaba un escenario desafiante. La retórica antimexicana del candidato y posteriormente presidente, invitaba a pensar en el inicio de un ciclo negativo en la relación bilateral; su nacionalismo radical en materia de migración y su compromiso de terminar con el acuerdo comercial presentaba un escenario complejo, al que se Sigue leyendo

Poderes en los estados


poderes_en_los_estadosLiébano Sáenz

Siempre ha sido problemática la decisión del centro sobre los estados cuando tiene que ver con el reemplazo del Ejecutivo. El Senado por simple mayoría tiene la atribución de declarar la desaparición de poderes en una entidad, pero no es una decisión arbitraria o discrecional, tiene que haber circunstancias objetivas de manera tal que la declaración de la Cámara alta sirve para formalizar una situación que ya ocurrió en los hechos. La relación del centro con una entidad se da en condiciones de desigualdad y eso ha propiciado que los estados se sometan o pierdan respecto al centro, en especial sus ejecutivos.

Sigue leyendo

Legalidad, el paso histórico


legalidad_el_paso_historico_280919

Liébano Sáenz

El país, desde su origen, ha estado en la búsqueda de la piedra angular para salir adelante. Tragedia, humillación, pérdida de territorio y violencia dieron lugar al régimen del caudillo, Porfirio Díaz. Después la revolución y su secuela condujo al presidencialismo y al partido hegemónico. Al cierre de siglo XX el país se abrió a la democracia e inauguró la centuria con la alternancia en la Presidencia de la República. México arribó a la democracia liberal, pero la democracia no llegó a las entrañas de la sociedad mexicana, así que hemos tenido una democracia sin ciudadanos y sin élites que interioricen los valores y principios del nuevo paradigma.

La desilusión con la democracia y sus instituciones llegó porque no se dio lugar a una condición básica para la nueva convivencia: la legalidad. El pragmatismo se impuso a los principios. Lo bueno es que se construyeron instituciones, las libertades cobraron factura de ejercicio genuino, la economía transitó a la estabilidad, pero la impunidad se fue extendiendo, lo que provocó que la violencia criminal y la corrupción ganaran terreno. La respuesta ha sido el descontento y el desencanto. Sigue leyendo

La disyuntiva del poder


la_disyuntiva_del_poder210919

Liébano Sáenz

 

Todo régimen establece las condiciones de su propia legitimidad. Pocos lo logran, sobre todo en estos tiempos, en los que la sociedad está sobreinformada y exige gran diversidad de bienes materiales y recompensas inmediatas. En el colapso del gobierno anterior, mucho tuvo que ver la incapacidad de sus líderes y beneficiarios para entender la magnitud y las causas de su deterioro. En vez de leer correctamente la realidad, se prefirió ignorar lo incómodo y se optó por dejar pasar los problemas para que el tiempo por sí mismo los resolviera. Sin pretenderlo (o por soberbia), las élites conspiraron contra el sistema; el triunfo de López Obrador fue consecuencia natural del desgaste del poder público.

La posición del grupo ganador es diferente del pasado, aunque muchos de los desafíos y problemas persistan. En términos de legitimidad, el resultado democrático aportó un piso sólido y amplio. El tema ahora es el sentido y la profundidad del cambio. El mandato de un nuevo régimen y el dominio político, institucional y mediático han otorgado al presidente un margen muy amplio de Sigue leyendo

Armas y migración


armas_y_migracion-140919

Liébano Sáenz

Al momento de hacer un balance respecto a los alcances de la nueva política migratoria, el canciller acierta en llevar a la mesa de los acuerdos con el gobierno de Estados Unidos el tema de las armas que ingresan al país de manera ilegal. El gobierno mexicano ha cumplido, más allá de la expectativa, en reducir el tránsito de migrantes ilegales por el territorio nacional. Ha sido una decisión difícil y compleja, pero los resultados hablan por sí mismos, y es evidente que las autoridades norteamericanas deben estar complacidas con lo alcanzado, si bien es cierto que no dejarán de exigir continuidad en el esfuerzo.

Los logros en migración —que para algunos representan un acto de cesión de soberanía, puesto que estamos ante una colaboración impuesta por un país extranjero— dan, sin embargo, amplia autoridad a México para tratar un tema de la mayor importancia para la seguridad nacional: el tráfico de armas. En Estados Unidos hay una política permisiva en cuanto a armas, como no ocurre en ninguna otra democracia. Algunos de los estados de la Unión han restringido el comercio de armas, particularmente las de Sigue leyendo