La hora del Legislativo


la_hora_del_legislativo-150918

Liébano Sáenz

El país está viviendo un cambio de régimen. No se trata de la cuarta transformación a la que ha convocado el presidente electo, sino de una nueva estructuración del poder. Hubo cambio de régimen cuando se desconcentró el poder con los órganos autónomos, cuando ganó independencia plena la Suprema Corte de Justicia y, especialmente, se ratificó cuando en 1997 el Ejecutivo perdió mayoría afín en el Congreso e incorporó la pluralidad en la definición del presupuesto y de las acciones de gobierno. Ahora, con la amplia mayoría de la coalición que llevó a López Obrador a la Presidencia, se sientan las bases para un nuevo régimen de gobierno.

Un presidente fuerte no necesariamente se acompaña de un Congreso a su servicio por la mayoría afín que lo integra. Una presidencia tiene fortaleza no por la capacidad para imponer, sino para ejercer un liderazgo sobre el conjunto de Sigue leyendo

Prensa y poder


poder_de_prensa_080918

                                                   “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas”

George Orwell

Liébano Sáenz

La política actual ha impuesto una nueva dinámica a la relación entre la prensa y el poder. Ocurre en todo el mundo. Son muchos los planos de tensión: el poder legítimo que se origina a partir del voto y el poder real de la prensa y los medios de comunicación en la cobertura noticiosa y en su tarea de informar. Al gobernante le ampara el mandato democrático; a la prensa, la libertad de expresión y el oficio que hace de la verdad objetivo. A la autoridad con frecuencia le incomoda el ejercicio periodístico y a éste la pretensión de aquella de promover e imponer su visión sobre las cosas. El tono de la crítica al poder se da en ese marco; a veces a costa del rigor periodístico y también de la verdad misma.

Es un tema viejo de la democracia. Hay momentos de gran significado histórico por lo que hace al gobierno, en los que se ha visto acompañado por Sigue leyendo

El fin del principio


el_fin_del_principio-010818

Liébano Sáenz

“El comienzo contiene ya oculto el final”  Martin Heidegger

En este espacio anticipamos lo que habría de ocurrir de cumplirse la alternancia que se perfilaba a semanas de la elección, especialmente por la magnitud del triunfo de la oposición encabezada por López Obrador y el tamaño de la derrota del partido gobernante. Señalamos que sería un cambio de régimen, esto es, una transformación que habría de ir mucho más allá de una alternancia y un relevo de gobierno en los niveles superiores.

En 2000, no hubo cambio de régimen, a pesar de que por primera vez se presentaba la alternancia del partido gobernante. Lo que ocurrió se dio en la dinámica de una realidad particular, muy distinta a la actual, porque el triunfo de quienes llegaron no fue total, como tampoco lo fue la derrota de quienes no fueron Sigue leyendo

Concesiones a la realidad


concesiones_ala_realidad-250818

Liébano Sáenz

La democracia, como toda construcción humana, tiene sus imperfecciones, pero de éstas, dos aspectos destacan: primero, la indebida relación que hay entre la política electoral y el dinero. Segundo, la cortesanía del candidato con el elector a manera de ganar el voto. Regularmente no hay autenticidad en la oferta. Hay en cambio, un propósito de ganar la contienda mediante propuestas atractivas y simples a los electores. En las circunstancias actuales, un candidato que se manejara dentro de los márgenes del realismo social, político y económico estaría condenado a la derrota. La democracia requiere de ciudadanos conscientes de sus deberes y derechos, pero en la disputa electoral no se invoca la responsabilidad y el compromiso, sino los bienes y privilegios a obtener.

Candidatos cortesanos pueden derivar en malos gobiernos, en especial si no actúan de manera consecuente con la Sigue leyendo

Voluntad y realidad


voluntad_realidad_18_08_18

Liébano Sáenz

                                           “El mundo cambiará el día que nos molesten más los que no piensan que los que piensan distinto a nosotros”

Siempre la política se mueve entre el deseo del líder por transformar y la realidad que impone límites. En un país con tantos retos y con tan profundas desigualdades sociales como el nuestro, es explicable que desde la oposición se conceda a la voluntad personal y política una desproporcionada posibilidad en la tarea de transformar nuestro entorno. Es común que quienes están en el poder traten de hacer valer que en el servicio público siempre hay un largo tramo entre lo deseable y lo posible. No es que estemos ante dos posiciones incompatibles. Todo lo contrario: gobernar es hoy más que nunca el arte de hacer posible lo que se ofrece para bien del país, enfrentando con responsabilidad y prudencia los límites que a estos anhelos impone la realidad.

La realidad, por naturaleza terca y persistente, es también ineludible. La cuestión es cómo interpretarla. Por ejemplo, el deseo de promover el turismo ha llevado al presidente electo comprometer una Sigue leyendo