David Deutsch: El comienzo del infinito


Liébano Sáenz.

¡El tamaño del Universo es una locura! Si usted quisiera recorrerlo, en primer lugar, necesitaría una nave, como el Halcón Milenario de Star Wars, que viajara a la velocidad de la luz o el Enterprise de Star Trek desplazandose a velocidad warp. Además, tendría que tener mucha paciencia, pues se calcula que para llegar al otro lado del Universo se necesita viajar ¡por 7, 500 millones de años!

Dimensionar el tamaño del Universo puede resultar deprimente. Es tan grande, tan complejo, tan diverso que puede agobiarnos. La pregunta que inevitablemente nos hacemos ante tal inmensidad es ¿Qué puedo hacer yo, como ser humano, en un Universo tan grande? ¿Realmente tiene algún significado mi existencia?

David Deutsch, autor de El comienzo del infinito, opina que nuestra vida sí es importante para el Universo. “No se trata del tamaño, diría Deutsch, se trata de la forma en la que pensamos”. Y, efectivamente, hay que pensar en grande, pues tenemos un Universo de igual tamaño.

Es claro: somos muy pequeños. Ni siquiera tenemos el tamaño de una bacteria. Pero ¿Eso nos hace mediocres o irrelevantes en el cosmos? En la escuela nos enseñaron que sí: Nos dijeron que el ser humano debía aprender a ser más humilde frente a nuestra dimensión en el universo, pues había pecado de soberbio y arrogante al elaborar las teorías antropocéntricas. Sin embargo, no es tan simple. Si queremos entender lo que hay afuera de la Tierra, tenemos que dejar de subestimar la importancia universal del humano.

Hoy hablaremos, precisamente, del libro El comienzo del infinito. Explicaciones que transforman el mundo (2011) de David Deutsch, un físico de origen israelí que es mundialmente famoso por sus aportaciones al campo de la computación cuántica.  El texto de Deutsch, a diferencia de nuestras enseñanzas escolares, nos invita a ser más arrogantes, más soberbios, más impertinentes. Cabe señalar que El comienzo del infinito es la última entrega del reto Zuckerberg.

Pero regresemos a las teorías antropocéntricas. Deutsch sostiene que los seres humanos no pecaron de arrogantes al pretender que la Tierra era el centro del Universo. Más bien, les faltó ser más soberbios pues el ser humano es la forma más excepcional de vida. El autor dice que las ideas antropocéntricas falsas fueron consecuencia del pensamiento tímido, provinciano y parroquial del humano. Las personas que inventaron estas teorías, al sentirse incapaces de explicar las estrellas, los cambios de estaciones y el color del cielo, decidieron crear historias “falsas”. De otra manera, como no pudieron explicar el mundo, se rindieron y crearon los mitos, las leyendas, las religiones.

Los seres humanos somos los únicos capaces de adaptarnos a cualquier ambiente. A diferencia de todos los demás animales, nosotros hemos evolucionado muy poco en los últimos años. Pero ello no ha impedido que nos adaptemos a los climas más extremos. En virtud de la ciencia y la tecnología, afirma Deutsch, el humano ahora es capaz de vivir en el desierto, el polo norte o una isla.  De hecho, según Deutsch, nuestra capacidad de adaptarnos no tiene límites. Ahora, en el siglo XXI, con la tecnología que tenemos, podríamos vivir en la luna.

Deutsch, como buen optimista racional, pronostica que, en unos cuantos siglos, probablemente, seremos capaces de habitar otros planetas. Tal vez, para el año 3000, tendremos las herramientas necesarias para vacacionar en Júpiter o visitar las montañas de Saturno.

En este sentido, cabe señalar que El comienzo del infinito no es el primer texto recomendado por Zuckerberg que se inscribe dentro de la corriente de los llamados “optimistas racionales”. Recordemos que hace unos meses también leímos un texto optimista de Matt Ridley. En él, se pronosticaba que ya no habría SIDA, ni pobreza ni obesidad en el mundo ¿Podría decirse, entonces, que Zuckerberg es un optimista racional?

Pero ¿Por qué Deutsch es tan optimista? ¿Por qué está tan seguro de que el progreso humano no tiene límites? Según el autor, el progreso de los seres humanos ha sido excepcional en los últimos tres siglos. Y creo que nadie puede estar en desacuerdo. Desde el siglo XVIII, el desarrollo científico y tecnológico ha sido vertiginoso, rápido, veloz. Nadie puede negar lo maravillosos que son los inventos del teléfono, el internet, las copiadoras 3D, el smartphone y las naves espaciales, por ejemplo.

El autor de El comienzo del infinito asegura que este progreso acelerado tiene una explicación: No es casualidad que todo mejore tan rápidamente. Según Deutsch, esta etapa de la humanidad comenzó en el siglo XVIII con la Ilustración. Para el autor, este fenómeno político y filosófico tan complejo es lo que ha permitido el avance vertiginoso del ser humano.

Pero ¿Por qué es tan importante la Ilustración? Deutsch afirma que, durante la Ilustración, el gran inicio de nuestra modernidad, el ser humano, por primera vez, se atrevió a cuestionar las teorías científicas. Muchas veces, nos recuerda el autor, antes de la Ilustración, las explicaciones sobre la naturaleza, los planetas, las estrellas y la vida en general eran falsas, pero perduraban por años, pues eran validadas por autoridades políticas o religiosas. Así, por ejemplo, nadie se atrevía a cuestionar el Génesis de la Biblia, pues quien lo hacía, tenía que enfrentarse a la Santa Inquisición.

Fue durante la Ilustración cuando el ser humano dijo ¡basta! Y en virtud de ello ahora podemos disfrutar de los avances científicos y tecnológicos. Entonces, en suma, para Deutsch, la importancia de la Ilustración radica en que incorporó a la crítica como un elemento fundamental de la ciencia. Necesitamos desconfiar de los dogmas, de las ideas preconcebidas. Necesitamos, además, criticar y poner en duda todo lo que nos rodea. Sólo así podremos progresar. En el momento en que debatimos las cosas, en el instante en que nos preguntamos sobre el mundo, en ese preciso momento comienza el infinito.

El libro de Deutsch también es una crítica a las teorías epistemológicas de John Locke y Karl Popper. El primero, como se sabe, es uno de los representantes más importantes del empirismo; el segundo es el padre del inductivismo. Deutsch, de manera muy ambiciosa, se propone crear una nueva filosofía del conocimiento, plantea la necesidad de replantear la forma en la que creemos que sabemos.

Según el físico, es fundamental dejar de creer, como pensaban Locke y Popper, que el conocimiento sólo se consigue a través de la experiencia. Es erróneo creer que sólo se conoce aquello que se experimenta. La mayoría de las cosas que sabemos sobre las estrellas, el Universo y los planetas no han sido experimentadas por nadie. Ningún ser humano ha tocado una estrella para saber que éstas pueden quemar y desintegrar nuestro cuerpo. Ninguna persona había visto una bomba atómica funcionar antes de Hiroshima y Nagasaki y, sin embargo, los científicos pudieron predecir lo que iba a pasar.

En suma, Deutsch nos pide que dejemos de creer que la ciencia se basa en la experiencia. Más bien, la ciencia se fundamenta en las teorías, en las buenas explicaciones, en las conjeturas que hacemos sobre nuestro mundo. Las observaciones y los experimentos sólo nos sirven para comprobar o refutar nuestras teorías, pero nunca deben ser la base del conocimiento científico.

Hay, por supuesto, muchas más cosas que decir sobre una obra tan ambiciosa como la que se propuso David Deutsch.  Pero el espacio no nos lo permite. Por último, sólo queda decir que se trata de un texto que te atrapa, te convence y, sobre todo, te cambia la forma de entender el mundo. Es, posiblemente, un texto que quedará grabado en la historia del siglo XXI. Es un libro persuasivo, que levanta debates, pasiones. Y como dice un poeta francés, Michel Houellebecq, “toda pasión desemboca en lo infinito”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s