La nueva circunstancia


la_nueva_circunstancia

Liébano Sáenz

El país ingresa a un nuevo momento. Los ajustes en el equipo de gobierno son de la mayor importancia. El cambio se da en un momento singular del ánimo social, cuando el gobierno del presidente Peña Nieto se perfila hacia el último tramo de gobierno y la política centra su atención en torno al proceso sucesorio. Los temas de debate y de crítica, que deben darse con absoluta libertad, como ha sido el encuentro del candidato presidencial Donald Trump, no debieran distraer la atención sobre los temas fundamentales, como la economía.

La Cámara ha recibido la propuesta del Ejecutivo sobre el Presupuesto 2017. Resultado de las condiciones financieras del país y la necesidad de un equilibrio entre ingresos y egresos, hay una reducción importante en el gasto público. Los ingresos se han fortalecido con la reforma fiscal, pero también se han reducido de manera sustantiva las aportaciones derivadas de la producción petrolera. Como ha sido la constante ya de varias décadas, el gobierno ha optado por la responsabilidad y esto ha significado afianzar la estabilidad macroeconómica. Las cifras del crecimiento no son significativas, pero son una de las más elevadas de la región.

En el debate público y político sobre la economía con frecuencia se elude el tema de mayor relevancia para el bienestar del país: las condiciones que permiten y propician la inversión privada nacional y externa. La certeza de derechos y las circunstancias que permiten la recuperación de la inversión es fundamental. En el contexto internacional México es una de las economías que compite con éxito en el mercado de capitales. La inversión privada nacional y extranjera se da en todos los ámbitos y hace creciente el desarrollo de infraestructura. La economía se debe cuidar; la insatisfacción con la tasa de crecimiento o la contracción del gasto no debe llevar a comprometer la estabilidad que, afortunadamente, ha sido la constante desde que se superó la grave y costosa crisis financiera de 1994-95.

El tramo final del sexenio incrementará también el juicio crítico de la opinión pública. El escrutinio al gobierno es propio de la democracia y también es un medio para mejorar la calidad de gobierno; sin embargo, la emotividad que dispara y encienden casos como la polémica generada por la visita del señor Donald Trump, no deben distraernos de un ejercicio público de análisis sobre lo que hace el gobierno en los frentes de mayor relevancia como son los de la seguridad, economía y desarrollo social.

La reacción pública por el encuentro del Presidente con el candidato del partido republicano ha generado mucho más emociones desbordadas que razones, incluso por voces muy respetables por su calidad y seriedad intelectual y periodística. No ha habido una observación analítica al mensaje del señor Trump en materia de migración (goo.gl/Uar6ln), expresiones que dan contexto y argumento sobre las razones del gobierno del Presidente Peña para el encuentro. En Phoenix, si hubo un matiz discursivo distinto. Sin embargo, la estridencia de sus excesos retóricos, sus persistentes contradicciones y su afán por reducir todo a una simple idea o frase de impacto electoral, han hecho que el mismo Donald Trump impida que su postura hacia México, que desde luego rechazo categóricamente, sea al menos escuchada.

En el nuevo momento de la política nacional el Presidente Peña deberá asumir mayores responsabilidades respecto al pasado. El Secretario de Hacienda fue un factor de la mayor relevancia en el gobierno más allá de sus responsabilidades formales. Su aportación a la Presidencia de Enrique Peña Nieto y los logros que promovió, no se pueden soslayar y fue un talentoso y visionario arquitecto del país que ahora somos y queremos ser. El espacio político que deja Luis Videgaray no puede ser resuelto por otro funcionario que no sea el Presidente de la República. El liderazgo presidencial deberá actualizarse con decisiones firmes, claras y con una actitud de mayor apertura y trabajo hacia todos, incluso hacia sus propios colaboradores para dar mayor espacio a la horizontalidad en el gabinete. Hay un muy buen gabinete y es preciso que todo el equipo de gobierno se centre en su tarea. Pero se necesita acreditar una presidencia que escucha y se hace escuchar y que va más allá de los espacios tradicionales del discurso público. En la actual circunstancia, las acciones y las decisiones deberán hablar más que las palabras.

La nueva circunstancia de la política nacional también compromete al conjunto de la pluralidad a asumir una postura más responsable, para cuidar y fortalecer a las instituciones que dan sustento y cauce a la democracia. Para la oposición está presente el reto de lograr por una parte, un equilibrio difícil entre su responsabilidad de crítica al poder y por la otra, evitar la tentación del oportunismo electoral. Debilitar a las instituciones a nada bueno conduce. Esto ya lo ha entendido, incluso a disgusto de sus seguidores, Andrés Manuel López Obrador: debemos empezar a diferenciar con claridad entre gobernante e institución, a efecto de cuidar lo que a todos nos sostiene.

Muchas de las decisiones no se procesan en el gobierno, sino en el Congreso y éste debe ser el encuentro inteligente y razonado para que la pluralidad actúe en bien del país. Los gobiernos locales también están llamados a asumir una responsabilidad mayor ante la nueva circunstancia, al igual que los órganos públicos autónomos. Pero allí no queda todo. La sociedad y los organismos civiles mucho pueden hacer para el bien del país. En este contexto debe dársele la bienvenida a la iniciativa “impunidad cero”, promovida por destacados mexicanos como un esfuerzo para abatir uno de los problemas más graves de la nación y que tiene un costoso impacto en nuestra vida civil, social y económica.

Las nuevas  circunstancias de la política nacional llaman a la responsabilidad y al cambio. Tarea que involucra y compromete a todos, más a quienes más poder tienen dentro y fuera del gobierno.

Un pensamiento en “La nueva circunstancia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s