Del orgullo a la esperanza


del_orgullo_a_la_esperanza

Liébano Sáenz

Los tiempos actuales son de una mayor exigencia pública. Aunque la modernidad se ha acompañado de problemas que no se pueden soslayar, como son el consumo de drogas y sus efectos colaterales, el deterioro ambiental derivado del crecimiento demográfico y de patrones de consumo irresponsables, y la persistencia de la desigualdad y la pobreza, también es cierto que nuestro tiempo ha visto avances impensables hace medio siglo. Un recuento de éstos en el ámbito de la calidad de vida, economía y civilidad, indica que para la abrumadora mayoría, la situación es considerablemente mejor ahora respecto a la de sus ancestros.

La democracia liberal es hoy día, el vehículo dominante para construir gobierno. Ya se sabe de sus imperfecciones y que en circunstancias particulares no necesariamente la expresión mayoritaria corre en Sigue leyendo

El INE bajo fuego


el_ine_bajo_fuego

Liébano Sáenz

Son muchas las instituciones que se han creado en el pasado reciente, que son motivo de satisfacción y orgullo. En perspectiva, uno de los mayores logros ha sido erigir una institucionalidad para dirimir civilizadamente la competencia por el poder a través del voto. El tránsito hacia autoridades electorales independientes ha sido un proceso gradual y consistente. La creación del IFE fue un paso significativo, y más la reforma de 1996 que le dio autonomía plena. Fue un aprendizaje exitoso. El arribo del gobierno dividido en 1997 y la alternancia en la presidencia en 2000, fueron eventos que mostraron la confiabilidad de los órganos electorales.

El IFE/INE ha sido una creación genuinamente mexicana. Sus virtudes son ejemplares, pero sus debilidades no son menores, aunque no necesariamente atienden a quienes le integran, sino a las insuficiencias de la ley. Las reglas las aprueban los Sigue leyendo

La unidad en tiempos difíciles


la_unidad_en_tiempos_dificiles

Liébano Sáenz

Una de las prendas más preciadas de toda comunidad o país es la unidad en torno a lo fundamental. La civilidad democrática y el sentido de supervivencia de una nación obliga a acotar los espacios de la disputa y la diferencia. Hay intereses por encima de todo y de todos. Es cuestión de madurez política entenderlos y asumirlos. Lo normal es el debate, la disputa, la crítica de la oposición respecto a quien detenta el poder; empero hay momentos, circunstancias y temas que obligan a un objetivo común. No es que el gobierno se imponga y la oposición se someta, sino que se construya un punto de encuentro a partir de la convicción compartida de que lo que hay que cuidar se impone a la cíclica competencia por el poder.

En perspectiva histórica, al país le ha significado un elevado costo la fragmentación o la confrontación. Con dificultad hemos aprendido que el interés del país debe asumirse como un objetivo común. El arribo de la democracia ocurrió por Sigue leyendo

¡Tomen su spot!


tomen_su_spot_2017

Liébano Sáenz

El modelo comunicacional del sistema electoral mexicano se ha centrado en los spots. No es algo nuevo, pero en los últimos 12 años se ha construido un oneroso e invasivo régimen de publicidad basada en promocionales que son difundidos ampliamente hasta que la estridencia es tal que se convierte en ruido incomprensible, por la radio y la Tv. Es el sistema a la medida de los partidos políticos. Es como se ha pensado que debe ser la relación con el ciudadano. Independientemente de postura, identidad o proyecto, hay una suscripción generalizada a ese modelo comunicacional, único en el mundo y todo a costa del Estado y de la sociedad.

Es tan nodal en nuestro sistema democrático este proceso, que la misma equidad de la competencia ha pretendido fundarse en dicho régimen de comunicación. Su reglamentación es estricta, a niveles de rigidez incomprensible, y poco tiene que ver con el objetivo mayor de la Sigue leyendo

Desafíos


desafios_2017

Liébano Sáenz

A Javier Tejado Dondé que lee mis textos y me escucha exhaustivamente

El país ingresa a un momento crucial al tiempo que inicia el ciclo sucesorio de la presidencia. Los tiempos electorales y los de la política real, han llegado. Los partidos se preparan, prefiguran alianzas y en su interior se perfilan los procesos para elegir a sus candidatos. En el caso del PRI pronto tendrá su asamblea nacional que será, como todo encuentro de tal naturaleza, un terreno de competencia, debate y acuerdo. Morena y su líder ya han señalado los términos y los sujetos de su coalición electoral. Lo mismo sucede con las dirigencias del PAN y el PRD, los que se pronuncian por un frente amplio opositor.

Las elecciones son espacio de disputa y controversia. De lo que se trata es de movilizar los sentimientos y hasta las Sigue leyendo